5 supresores naturales del apetito que ayudan a perder peso

28.01.2018

Los productos de pérdida de peso en el mercado funcionan de diferentes maneras, ya sea reduciendo el apetito, bloqueando la absorción de ciertos nutrientes o aumentando la cantidad de calorías que se quema.

En esta ocasión nos vamos a centrar en las hierbas y plantas naturales que se ha demostrado que ayudan a comer menos al reducir el apetito, aumentar la sensación de plenitud o reducir los antojos de alimentos.

1. Fenogreco

El fenogreco es una hierba de la familia de las leguminosas. Las semillas, después de ser secadas y molidas, son la parte más comúnmente usada de la planta.

Gracias a su alto contenido de fibra soluble, el fenogreco proporciona beneficios para la salud como la regulación del azúcar en la sangre, la reducción del colesterol y el control del apetito.

El fenogreco funciona al desacelerar el vaciado del estómago y retrasar la absorción de carbohidratos y grasas. Esto se traduce en una disminución del apetito y un mejor control del azúcar en la sangre.

Un estudio demostró que tomar 1,2 gramos de extracto de semilla de fenogreco disminuyó el consumo diario de grasa en un 17%. Esto también redujo la ingesta diaria de calorías en aproximadamente un 12%. 

Fuente: CHRU Montpellier, Centre d'Investigation Clinique, Montpellier, France

2. Glucomanano

De las fibras solubles más conocidas, el glucomanano parece ser el más eficaz para perder peso. Reduce el apetito y disminuye la ingesta de alimentos.

El glucomanano también puede absorber agua y convertirse en un gel viscoso, que puede evitar la digestión y llegar al colon relativamente sin cambios.

La propiedad de aumento de volumen del glucomanano ayuda a promover la saciedad y retrasar el vaciado del estómago, lo que puede ayudar a reducir la ingesta de alimentos y ayudar a perder peso.

En un estudio, participantes con sobrepeso fueron asignados al azar para recibir tres suplementos diferentes de glucomanano o un placebo mientras recibían una dieta restringida en calorías. Aquellos que recibieron alguno de los suplementos de glucomanano experimentaron una pérdida de peso significativa en comparación con aquellos que tomaron el placebo. 

Además, el glucomanano puede ayudar a disminuir la absorción de proteínas y grasas, alimentar a las bacterias amigas en el intestino, ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre y reducir el colesterol total y LDL.

Fuente: Laboratory of Gastroenterology, Institute of Clinical Medicine, University of Tromsø, Tromsø, Norway


3. Griffonia Simplicifolia (5-HTP)

Griffonia simplicifolia es una planta conocida por ser la mayor fuente de 5-hidroxitriptófano (5-HTP).

5-HTP es un compuesto que se convierte en serotonina en el cerebro. Se ha demostrado que un aumento en los niveles de serotonina influye en el cerebro al suprimir el apetito. 

Por lo tanto, 5-HTP ayuda a perder peso al ayudar a disminuir la ingesta de carbohidratos y los niveles de hambre.

Fuente: School of Veterinary Medicine and Science, University of Nottingham, Sutton Bonington, Loughborough 

4. Ácido linoleico conjugado (CLA)

El ácido linoleico conjugado (CLA) es un tipo de grasas trans que se encuentra naturalmente en algunos productos grasos de origen animal. Curiosamente, se ha demostrado que tiene varios beneficios para la salud.

El CLA ayuda a perder peso aumentando la quema de grasa, bloqueando la producción de grasa y estimulando la descomposición de las mismas.

Las investigaciones muestran que el CLA también es efectivo para aumentar la saciedad y disminuir el apetito. 

Fuente: Department of Human Biology, Faculty of Health Sciences, Maastricht University, Maastricht, The Netherlands.

5. Garcinia Cambogia

La Garcinia Cambogia proviene de una fruta llamada Garcinia gummi-gutta.

La cáscara de esta fruta contiene altas concentraciones de ácido hidroxicítrico (HCA), que ha demostrado tener propiedades de pérdida de peso.

Diversos estudios hallaron que la Garcinia cambogia también es efectiva para reducir el apetito, bloquear la producción de grasa y disminuir el peso corporal. 

Parece que la Garcinia cambogia también puede elevar los niveles de serotonina, que actúan sobre los receptores cerebrales a cargo de las señales de saciedad. Como resultado, puede suprimir el apetito.

Fuente: Department of Physiology and Biophysics, Georgetown University Medical Center, Washington DC. 

¿Te gustó el artículo? Suscríbete y aprende con nosotros