Nuestros servicios

Pérdida de peso

Nuestro propósito es enseñarte a comer bien. Con planes de alimentación equilibrados y totalmente personalizados. 

Si piensas que una dieta no tiene por qué ser aburrida, ni hace falta pasar hambre... y quieres aprender a comer de forma equilibrada, ¡ven a conocernos!

Análisis de composición corporal

Mediante instrumentos de gama médica y a través del análisis por bioimpedancia, se obtendrán datos fiables sobre la cantidad de masa grasa, la masa libre de grasa, la masa muscular, el agua corporal total, el metabolismo basal, el IMC y el peso y valores recomendados.

Dietas on-line

Si vives lejos, o simplemente no tienes tiempo de venir a hacer tu seguimiento de la dieta, puedes hacerlo también de forma totalmente on-line.

¡Usa nuestro formulario de contacto y resuelve todas tus dudas!

Nutrición durante el embarazo

Una vez embarazada, la alimentación cobra un nuevo sentido. Ya no comes pensando qué puede ser rico, qué alimentos engordan o cuáles tienen menos calorías, sino que piensas cuáles son los alimentos que tienen un mayor valor nutricional para que tu bebé pueda recibir todos sus nutrientes y pueda crecer sano y fuerte. 

Nutrición deportiva

Una adecuada alimentación es uno de los pilares del rendimiento deportivo, junto con la genética, el entrenamiento y la motivación. Tanto en deportistas profesionales como en deportistas aficionados, la nutrición es un factor clave para la mejora del rendimiento deportivo y el éxito en una prueba física. 

Nutrición infantil

¿Quieres que su alimentación sea sana, equilibrada y completa? Porque la nutrición infantil es importante tanto para el correcto desarrollo del niño, para un buen rendimiento escolar así como una buena salud tanto durante la niñez como en el futuro.

¿ Qué es una dieta personalizada?

Es un tratamiento dietético que está elaborado específicamente para cada persona teniendo en cuenta diversos parámetros como:

  • Parámetros antropométricos (peso, altura, porcentaje de grasa y músculo,...)
  • Problemas digestivos (estreñimiento, disfagia...)
  • Alergias o intolerancias alimentarias
  • Tipo, duración y frecuencia de la actividad física practicada
  • Preferencias y aversiones por alimentos, texturas...
  • Platos y alimentos de consumo habitual
  • Persona que se encarga de cocinar en casa
  • Número de personas que comen en casa
  • Horarios de trabajo o estudio
  • Lugar donde se realizan las comidas
  • Vida social
  • Celebraciones que impliquen comer
  • Filosofía de vida (ovolactovegetarianos, veganos...)
  • Creencias religiosas (si es el caso)
  • Etc.

Todos estos parámetros se tienen en cuenta para elaborar todo tipo de dietas: para perder o aumentar peso, para mejorar el rendimiento deportivo, para distintas etapas de la vida...

¿Por qué es necesario que las dietas sean personalizadas?

Cada persona tiene necesidades distintas. Es obvio que no necesita comer lo mismo una embarazada, un celíaco, un diabético, un niño o un deportista para obtener una nutrición adecuada, por poner ejemplos. Y lo más habitual es que se combinen varios factores.

El éxito a corto, medio y largo plazo del tratamiento dietético depende en gran medida del grado de adherencia del interesado a la dieta. Si le resulta demasiado difícil llevarlo a la práctica, el índice de abandono será muy alto y los hábitos no se mantendrán una vez finalizada la dieta, que es el objetivo principal de cualquier tratamiento dietético. Por poner ejemplos, difícilmente un pensionista o desempleado seguirá una dieta que incluya alimentos caros, un estudiante inexperto en la cocina cocinará merluza en salsa verde o berenjenas rellenas o un camionero se tomará a media mañana un licuado de naranja y zanahoria. Por lo que, puedes tener la mejor dieta del mundo, que si el que la sigue no la lleva a la práctica, no servirá de nada.